MÉTODOS DE CONSTRUCCIÓN DE PUENTES

La construcción de puentes es una tarea compleja que requiere conocimientos y experiencia. Existen ciertas variables, incluidas las limitaciones de ingeniería, los costos y los impactos ambientales, que están involucradas al decidir qué método de construcción usar y qué tipo de puente se va a construir.

La construcción de puentes generalmente implica métodos que utilizan elementos relativamente discretos, como trabes y vigas, que se ensamblan pieza por pieza.

Sin embargo, los métodos de construcción han evolucionado para reducir el impacto del tráfico, facilitar la construcción en áreas congestionadas, reducir los cronogramas generales de construcción y mejorar la vida útil a largo plazo de las estructuras.

MÉTODOS DE CONSTRUCCIÓN DE PUENTES

Construcción segmentaria

La construcción segmentaria es uno de los desarrollos más importantes en la construcción en el último siglo y es un método probado para entregar estructuras duraderas que son rentables y visualmente atractivas.

Este método de construcción se utiliza en todo el mundo y su versatilidad se puede aplicar a la mayoría de las estructuras, incluidas carreteras, vías de tren e incluso puentes móviles.

Se debe considerar la construcción segmentaria cuando exista una o más de las siguientes condiciones:

  • El puente es largo y / o alto y existe la posibilidad de que se produzcan detalles de construcción repetitivos.
  • El acceso a la construcción es muy limitado y / o las interrupciones del tráfico son inaceptables.
  • La estética juega un papel importante en el proyecto

La construcción segmentaria puede reducir el tiempo de construcción, limitar los impactos ambientales, minimizar la interrupción del tráfico, mejorar el desempeño sísmico y reducir los costos de mantenimiento.

construcción de puentes
Prefabricados vs construidos in situ

La construcción con prefabricados en segmentos se puede implementar de 2 formas: mediante el uso de elementos prefabricados o mediante la construcción in situ.

Las ventajas que ofrecen los elementos prefabricados se relacionan principalmente con la fabricación, realizada en una planta que produce más consistencia en productos de calidad y donde los segmentos se pueden fabricar en paralelo con las primeras actividades de construcción de campo, mejorando así la programación.

Los principales desafíos involucrados con la construcción con trabes prefabricadas se encuentran en la logística y el proceso de instalación entre el lugar de fundición y el sitio de construcción.

Por otro lado, la construcción moldeada in situ requiere que se complete una subestructura antes de la fabricación de la superestructura.

La construcción con trabes creados in situ se usa cuando los segmentos prefabricados son demasiado pesados ​​para ser enviados o el acceso al sitio es demasiado restrictivo, lo que puede ocurrir a medida que los tramos se alargan o los puentes se ensanchan.

Para proyectos en áreas urbanas que requieren cierres mínimos de carriles, desvíos e interrupciones de tráfico, el tiempo de construcción es un factor clave.

Los segmentos de hormigón prefabricado suelen ser óptimos, ya que se pueden construir y almacenar hasta que se necesiten para su montaje, lo que reduce el tiempo en el sitio de grandes equipos y actividades de construcción, lo que aumenta el ritmo de construcción.

La elección entre prefabricados o creados en el lugar depende principalmente del tamaño del proyecto, el cronograma de construcción, el peso de los segmentos y el acceso al sitio.

Construcción en altura

Cuando los andamios y otros soportes temporales son difíciles de instalar, este método ahorra todo el trabajo temporal y permite construir puentes a grandes alturas.

El método de construcción en altura se utiliza cuando existen pocos vanos que van de 50 a 250 metros. Los puentes que utilizan este método pueden ser de trabes prefabricadas o moldeadas in situ.

Una vez que se construyen los pilares, se utilizan como plataforma de montaje para los segmentos prefabricados o para soportar un carro de encofrado para los segmentos fundidos in situ.

Este método es fácilmente adaptable a tramos largos e irregulares, sitios de proyectos congestionados, terrenos accidentados y acuáticos, cruces ferroviarios y áreas ambientalmente sensibles.

El método en voladizo o en altura es el método preferido para construir puentes atirantados. Una vez que los segmentos están instalados, están respaldados por nuevos tirantes de cable en cada etapa de montaje.

Dado que no se requieren soportes auxiliares, es una solución económica y práctica para puentes largos atirantados.

Gruas para montaje de puentes
Método de lanzamiento incremental

El método de lanzamiento incremental (MLI) consiste en fraguar secciones de 15-30 metros de largo de la superestructura del puente en un encofrado fijo detrás de un estribo y empujar una sección completa hacia adelante mediante gatos o un sistema de lanzamiento por fricción a lo largo del eje del puente.

El MLI también se puede aplicar a tramos de arcos amarrados y estructuras «truss», si está completamente ensamblado antes del lanzamiento, así como a la construcción de puentes atirantados de tamaño pequeño y mediano.

Aunque el MLI nunca se clasificará como el método más rentable para construir un puente, ofrece otras ventajas significativas cuando se usa en las circunstancias adecuadas, como atravesar obstáculos inaccesibles o protegidos por el medio ambiente.

Las ventajas significativas del método de lanzamiento incremental (MLI) incluyen una alteración mínima del entorno, no se requiere cimbra, un área reducida para el montaje de la superestructura y una mayor seguridad para los trabajadores, ya que el trabajo de montaje se realiza desde el suelo.

Construcción acelerada de puentes

El método de construcción acelerada de puentes (MCAP) consiste en construir los componentes del puente fuera del sitio y luego transportarlos al sitio de trabajo para su instalación. Esto permite una finalización más rápida del proyecto. 

Por ello, es ideal para redes de carreteras congestionadas, ya que utiliza métodos innovadores de planificación, diseño, materiales y construcción para reducir los retrasos, cierres y tiempo de construcción del tráfico.

Aunque el MCAP a menudo requiere más capital que otros métodos de construcción, su uso se vuelve mucho mas viable cuando se considera el impacto reducido en las empresas locales y la comunidad en general.

 

En Grúas y Equipos García tenemos experiencia en una amplia variedad de métodos de construcción. Ya sea que se construya un paso a desnivel para una mayor eficiencia del tráfico, un puente peatonal o un gran puente que haga más cortos los trayectos en carretera, nosotros entendemos la importancia de trabajar en estrecha colaboración con empresas, agencias y contratistas locales de ingeniería de carreteras e infraestructura.

 

¿NECESITA GRÚAS PARA CONSTRUCCIÓN DE PUENTES?

Contacta con nosotros y en breve responderemos a tu solicitud de servicio.
En Grúas y Equipos García estamos para servirte.

 

#trabesprefabricadas #construcciondepuentes #gruasparaconstruccion #maquinariadeconstruccion

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *